Beisbol

Conrado Marrero, el pelotero más longevo de Cuba, cumple hoy 102 años

Conrado Marrero, el pelotero más longevo de Cuba, cumple hoy 102 años
15:15 / 25 de abril de 2013

La Habana, 25 abr (EFE).- El deportista cubano de más larga data, Conrado Marrero, cumple hoy 102 años con el orgullo de ser el más longevo exjugador vivo del béisbol en las Grandes Ligas.

Marrero, conocido como ‘El Premier’ en los ambientes beisboleros de la isla, festejó este jueves otro cumpleaños como centenario rodeado de sus familiares y amigos.

Entre los visitantes estuvieron dos jugadores estadounidenses retirados de los Dodgers, el receptor Aron Levinson y el jardinero derecho Paul Raymond, que viajaron expresamente a La Habana para el agasajo, según refirieron a Efe familiares de Marrero.

Levinson y Raymond entregaron al pelotero cubano una foto de otro grande del béisbol, Tom Lasorda, actualmente de 84 años de edad, quien en la dedicatoria escribió: “Para mi amigo Conrado. Con mucho amor”.

Lasorda fue piloto de los Dodgers, equipo con el cual conquistó las Series mundiales de 1981 y 1988, y fue elegido en 1997 para engrosar el Salón de la Fama del béisbol en Estados Unidos.

Cumplimos una “visita inolvidable” al hogar de un “gigante”, comentaron Levinson y Raymond, y para recordar ese momento se tomaron una foto junto a Marrero.

Los medios de comunicación de la isla también recordaron el legendario lanzador nacido el 25 de abril de 1911 en la zona campesina de Laberinto, en la localidad de Sagua la Grande, en el centro de la isla.

También resaltaron los hitos más sobresalientes de su trayectoria deportiva, entre ellos, su llegada a las Grandes Ligas del Béisbol a los 39 años de edad, cuando fue firmado por los Senadores del Washington, de la Liga Americana.

Marrero debutó el 21 de abril de 1950, y su intervención en 118 juegos le permitió archivar 39 victorias frente a 40 derrotas durante cinco temporadas.

En su primer año de fichaje con los Senadores de Washington, ‘El Premier’ terminó con 6-10, y el mentor Bucky Harris valoró a Marrero como el más valioso del equipo, por su “excelente curva, buen control y magnífico temperamento”.

Aunque comenzó a tomar en serio el deporte a los 27 años, en las dos décadas siguientes logró 367 victorias -97 de ellas sin permitir carreras- y solo conoció el fracaso en 178 ocasiones.

Con 158 libras de peso en su anatomía de 1,73 metros de estatura, este tirador derecho está considerado en Cuba como uno de los mejores serpentineros de todos los tiempos.

En su hoja de servicios como serpentinero aficionado en los torneos de la Unión Atlética entre 1939 y 1945 consiguió 127 triunfos con 40 reveses en campeonatos mundiales y otras contiendas de nivel.

Además, integró el equipo de Cuba en cinco series mundiales donde registró 11 victorias y cinco derrotas como aporte a la conquista de cuatro campeonatos a ese nivel.

Su salto al profesionalismo se produjo en 1946, en una temporada con los Indios de Juárez, en México, donde impresionó con 24 éxitos y solo 8 reveses.

En su carrera profesional se destacó como el autor de tres desafíos en los que no permitió hit ni carrera y en otros 42 transitó la ruta sin que sus oponentes lograran pisar el plato.

Los fanáticos locales de más edad recuerdan cuando integraba el equipo Almendares de la Liga Profesional en Cuba, así como con el ‘Habana Cubans’, donde jugó tres temporadas y acumuló 60 triunfos.

Su retiro se produjo en 1958 y después se dedicó a la formación de lanzadores.

Conrado Marrero ostenta desde 1999 el título honorífico de Héroe del Trabajo de la República de Cuba y en los últimos años, pese a la ceguera y sordera que lo aquejan, de vez en cuando disfruta beber una copa de vino tinto y fumar un puro habano.


Leer Más